domingo, 9 de agosto de 2015

Mariposa



Alas

Abrígate mariposa cuando el aire es frío.
 Rodea- te cuando tiemblan tus quimeras por falta de caricias. 

Jamás te irás de mi lado, lejos no me despiertes. 
Roba-me la última lágrima para hacer cenizas con mis dedos.

 Y descansar en tus pétalos. 
Cuenta-me cual es el punto del vuelo.
Gota a gota entrega-me la flor más bella de este cuento. 


¡Sé mi niña y dame la mano para el juego! 

Más allá del Cuerpo


“En la alegoría del Fénix me impuse el problema de sugerir un hecho común -el Secreto- de una manera vacilante y gradual que resultara, al fin, inequívoca; no sé hasta dónde la fortuna me ha acompañado. Borges. Artificios (1944)


A veces…
Abandono el cuerpo

No es una noche oscura
Es desgarro en la ausencia.

Por ahora, para siempre
Es recuerdo de amor
A la hora de jugar
Y conjurar
El verbo.

Espejo que trenzas
El vehículo-vínculo
De encuentros y
Desencuentros.

Carne mía, más allá
Del cuerpo, recorres
Los senderos del alma
En lugares que no
Recuerdo.

Agujero de salida
Más allá del cuerpo
Plano de poseer
Lo que fue
Escrito y su deseo.

Dormir en la niñez
Dormir desnudo
En el símbolo
Dormir en lo escrito
Indescifrable
Del secreto.

Nora E. D'Agostino Lugones