sábado, 12 de diciembre de 2015

Yo misma..



  Yo misma

Una vez tuve mi cabeza
Contra el espejo.

Era un hueco impuro
Era una travesía
De silencio.

No sé si fui
Lámpara o
Luz enferma.

Existe una musa
En esas calles ocultas.

Halle un amuleto:
Era ciervo, pájaro, hambre
Era ceniza de papeles
En bibliotecas.

En el abismo que abre
Al  péndulo del tiempo
En el absurdo perfil
Resquicio febril.

Se fractura esta memoria

¿Era yo misma
O era otra?

 Nora E. D’Agostino Lugones